Diente de León – Para qué sirve y todas sus propiedades

Hay plantas medicinales que no se conocen por su versatilidad, sino que destacan por una serie de beneficios y propiedades específicos. Es el caso del diente de león, cuya función principal reside en el cuidado del aparato digestivo y el hígado.

En este artículo conocerás para qué sirve el diente de león, cómo hacer un té para obtener todas sus propiedades y beneficios, cómo tomarlo para adelgazar, qué contraindicaciones presenta esta planta medicinal y algo de información sobre el vegetal para que te acerques algo más a la naturaleza. Empecemos hablando de sus características.

¿Cuáles son las propiedades del diente de león y para qué sirve?

diente de leon propiedades y beneficios

El principal beneficio del diente de león reside en su acción depurativa a nivel hepático, renal y digestivo.

  • Promueve la secreción de jugo gástrico para favorecer el proceso digestivo. Sirve para remediar problemas de baja acidez.
  • Combate el estreñimiento.
  • Algunas investigaciones concluyen que esta planta medicinal mejoraría la secreción biliar, remediando naturalmente la afección de hígado perezoso.
  • Diurético. Otra de las conocidas propiedades de las infusiones con diente de león es su efecto diurético, para prevenir los cálculos renales y la retención de líquidos en el organismo. Es necesario mencionar que este beneficio es el responsable de que ayude a depurar los órganos de nuestro cuerpo, y eliminar gran parte de las toxinas. Tomarse un té de vez en cuando, especialmente cuando te has estado alimentando mal o en exceso, no vendrá nada mal a tu salud.
  • Siguiendo con su acción diurética, recalcamos su importancia en la reducción de la retención de líquidos. No olvides probar el té de diente de león para deshincharte.
  • En la vesícula biliar y el bazo se combate la presencia de cálculos biliares.
  • Para adelgazar. Hay quienes afirman haber perdido peso a base de infusiones, junto a una alimentación equilibrada.

Para el hígado

El diente de león posee capacidades para limpiar internamente el hígado, un órgano sin el cual no podríamos vivir, ya que desempeña varios roles para mantener la salud de nuestro organismo. Una infusión de esta planta medicinal viene bien por su acción depurativa y mejorando la producción de varias sustancias.

Hay médicos que, cuando descubren que tenemos el hígado graso, recetan un remedio natural basado en el diente de león junto a otros medicamentos compatibles.

De esta manera, no solamente estimulamos las funciones hepáticas, sino que reducimos la concentración de toxinas y permitimos su desecho. Para este fin, concretamente se emplean sus raíces. Ideal para combatir la cirrosis.

En los riñones

Las hojas de la planta estimulan la diuresis y la acción renal, favoreciendo la eliminación de sustancias perjudiciales a través de la orina. Además, es rico en ciertos nutrientes como el potasio o vitaminas.

Nota: No recomendamos empezar ningún tratamiento medicinal por tu cuenta. Es imprescindible que tengas el permiso y el seguimiento de tu médico. Aquí solo te proporcionamos información, pero no te instamos a utilizarla sin el consejo previo de un especialista. Es la mejor forma de evitar efectos secundarios graves y evaluar las posibles contraindicaciones.

¿Cómo hacer un té de diente de león?

te de diente de leon, infusion medicinal

La elaboración de una infusión de diente de león es muy sencilla. Lo único que necesitas son sus hojas y un poco de agua mineral natural. Desde El Rincón del Té no te aconsejamos utilizar agua de grifo ya que altera su sabor. El proceso para la preparación de la infusión es el siguiente.

  1. Calienta el agua hasta que esté a punto de hervir. Puedes emplear el microondas.
  2. Agrega las hojas, tapa la taza y deja que repose entre 4-7 minutos. Cuanto más tiempo esté, mayor intensidad tendrá el sabor de la infusión.
  3. Endulzar al gusto y beber.

Información sobre la planta medicinal

Su nombre científico es Taraxacum officinale, pero su nombre común hace referencia a las hojas en forma de recorte y diminuto tamaño. Es una de esas especies que encontrarás en cualquier parte del mundo.

En la región europea, el diente de león se empezó a usar medicinalmente a partir del siglo XV. Se agregaban a ciertas bebidas como el vino, la gastronomía usaba sus hojas para elaborar ensaladas y los remedios curativos empleaban sus raíces para paliar las enfermedades de la época.

Un dato curioso a destacar es que parte de su popularidad no solo viene de sus cualidades medicinales, sino de los niños que juegan con la planta soplando el pelo blanquecino, que se va despegando lentamente del tallo y el viento lo arrastra consigo.

Otro aspecto importante es que esta hierba crece de forma silvestre en el jardín de nuestra casa, y se considerada como una mala hierba, la cual eliminamos para que crezcan las flores que nos interesan.

Relacionado:

Imágenes de 4ever y Misremedios. Si te ha resultado interesante este artículo sobre el diente de león, a continuación te sugerimos visitar nuestra categoría de plantas medicinales y sus infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*